domingo, 19 de junio de 2011

HOY CELEBRAMOS EN MÉXICO EL DÍA DEL PADRE

Cuando Dios creó a los Padres, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: "¿Qué clase de Padre es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones al Padre tan arriba? No podrá jugar canicas sin arrodillarse, arropar a un niño en cama sin torcerse la espalda, o besar a un niño sin encorvarse."

Dios sonrió y dijo: "Sí, pero si le hago del tamaño de un niño, ¿Como quién
tendrían que crecer los niños?"

Y cuando Dios hizo las manos del Padre, éstas eran grandes. El ángel agitó su cabeza y dijo: "Las manos grandes no pueden sujetar un pañal, abrochar botones pequeños, poner un curita, o quitar astillas a causa de jugar con un bate de béisbol."

De nuevo Dios sonrió y dijo: "Lo sé, pero son lo suficientemente grandes para sostener todo lo que un muchacho pequeño vacía de sus bolsillos, y todavía bastante pequeñas para acariciar la cara de una niño con una sola de ellas."

Entonces Dios amoldó piernas largas delgadas y hombros anchos. "¿Te has dado cuenta que hiciste un Padre sin regazo?" El ángel lo dijo susurrando.

Dios dijo: "Una Madre requiere un regazo. Un Padre necesita hombros fuertes para tirar un trineo, balancear a un muchacho en una bicicleta, o sostener una cabeza soñolienta de un pequeño como un gran malabarista."

Cuando Dios estaba en el medio de la creación se mostraron los pies más grandes vistos hasta entonces, el ángel no pudo contenerse más: "Esto no es confiable.
¿Honestamente crees que esos pies van a llegar rápido a la cama del bebe cuando llore en las mañanas, o andar a través de una fiesta de cumpleaños sin pisar a los huéspedes?"

Y Dios dijo: "Trabajarán. Ya lo verás. Soportarán y tendrán la fuerza para
pedalear con un niño pequeño un paseo en bicicleta por la montaña o asustarán ratones en una cabaña de verano, y mostrarán al pequeño el desafió de llenar esos zapatos."

Dios trabajó todo la noche, dio al Padre pocas palabras, pero una voz firme para mostrar autoridad; ojos que ven todo, pero con calma y tolerancia.

Finalmente, agregó lágrimas. Entonces volvió al ángel y le dijo: "¿Ahora estás satisfecho? ¡Puede amar intensamente como lo hace una Madre!"

El ángel no dijo más.


13 comentarios:

Yoli dijo...

Qué bonito, Sandra, yo perdí al mío hace 22 años y no hay un día que no lo recuerde, aunque sé que siempre me acompaña y protege, fua una persona muy importante en mi vida, aunque a veces no lo valoré lo suficiente hasta que lo hube perdido. Ay, que me pongo tristona y sé que no es eso lo que pretendes con tan lindo escrito, un besito, guapa.

RakelVT dijo...

Muy hermoso este regalo amiga, y feliz día del Padre a tu esposo que la pasen superrrr.

Besos

mari serginoe dijo...

Hola Sandra,precioso texto!! felicidades a todos los padres. Y un beso enorme para ti

Nuestras Cositas dijo...

Precioso Sandra! Un homenaje precioso a los padres.
Feliz día del padre para todos!
Besitos.

♥ Mariasun ♥ dijo...

que bonito texto,gracias Sandra.
bss ;-)

Duby dijo...

Hola Sandrita, también en Costa Rica se celebra.

Muy bonita la reflexión que pusite.

Al igual que Yoli, mi papá partió a la presencia del Señor en 1991, lo extraño incansablemente, ellos son un gran apoyo en la vida de uno.

Gracias por esta linda reflexión. Un beso, que Dios te bendiga.

Beatriz dijo...

Acá en Argentina también se celebra el día del padre. El mío partió hace once años y todavía lo extraño. Lindo homenaje el tuyo Que tengas una buena semana.

Cristina dijo...

Muy bello !!! A todos los papás ...Feliz vida !!!

Violeta dijo...

muy bonito
aqui también se celebró este domingo
yo perdí a mi padre hace 32 años y fue el 29 de junio, a si que lo recordamos con una misa

Juani dijo...

Sandra, felicidades por el homenaje a tu padre y puede serbir para mucho que ya no estan con nosotros pero que que estan en nuestro corazon y seguiran ahi por muchisimo tiempo.
Besitos.

Bego Alba dijo...

Precisa historia, muy bonita, me he emocionado, besitos a todos los papis de este mundo.

Adri dijo...

oi, obrigado pelo carinho, beijos!

Morguix dijo...

Preciosa historia, guapa...
Espero que estés bien, que hace mucho que no sabemos de ti.
Un besote.